Comienza empresas en positivo

Comienza empresas en positivo
Logo Empresas en Positivo

Tras 10 años trabajando en una empresa de traducción he podido comprobar que el verdadero y único lenguaje universal es la contabilidad.

En 2011, un poco cansada de sólo escuchar determinado tipo de noticias, decidí que yo no quería sumarme a la marea de ausencia de positivismo. Esa tendencia imperante que nos rodeaba (sigue rodeándonos) no dejaba ver que había empresas que seguían avanzando, que colaboraban, que conseguían nuevos contratos. No dejaba ver que, a pesar de las condiciones adversas, había empresas que se mantenían a flote. Algunas, incluso prosperaban.

Fue entonces cuando comencé a utilizar el hashtag #empresasenpositivo para compartir esas noticias que pasaban desapercibidas. Noticias de empresas que creaban empleo, que conseguían aumentar su cartera internacional de clientes, que se unían a otras para acometer juntas un proyecto de mayor envergadura… Y decidí reservar el dominio.

Al principio el hashtag sólo lo utilizaba yo, pero debía haber más gente cansada de esas otras noticias que decidió empezar a utilizarlo. Incluso se ha llegado a crear un evento con un nombre similar.

A veces la vida transcurre de una forma muy curiosa, sin que llegues a imaginar ni por un momento que algo que haces o eliges de de forma casi casual, pueda tener cierta trascendencia en tu futuro.

Así, sin casi darme cuenta, estábamos ya en junio de 2013 y tras un año muy duro y varias semanas de “recolocación” mental  yo me encontraba con un nuevo reto profesional por delante: crear mi empresa.

¿Y cómo hacerlo? ¿Cuál iba a ser el valor diferencial de mi empresa?

¿Qué hace Empresas en Positivo?

Ayudar a otras a llegar a ser empresas en positivo, haciendo lo que mejor sé hacer.

  • Trabajando mucho (como siempre he hecho).
  • Codo a codo con las empresas, optimizando procesos.
  • Compartiendo los conocimientos adquiridos a lo largo de más de 20 años.
  • Ayudando a que los gerentes de las empresas tomen decisiones de gestión  basadas en una adecuada información financiera.
  • Para que los que dirigen organizaciones puedan dedicar su tiempo a vender, representar,  sin tener que estar preocupados por la tesorería.
  • Para que las empresas puedan tener las herramientas que les permitan gestionar de manera precisa sus flujos de caja, saber si están ganando o no, si pueden acometer un nuevo proyecto.
  • Para ayudar,  formando, a los miembros de los departamentos financieros, para facilitar la labor de las gestorías.

¿Creen que hay un nombre mejor que empresas en positivo?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*