Cómo financiar tu empresa sin morir en el intento

Cómo financiar tu empresa sin morir en el intento

Hoy vamos a ver cómo elegir financiación sin morir en el intento. Una vez que ya hemos calculado cuáles son nuestras necesidades de financiación y sabemos que lo que necesitamos o queremos es algún tipo de financiación externa y ajena, pasemos a analizar de qué instrumentos nos podemos valer para conseguirla.

Y es que cuando nos acercamos a una oficina bancaria, por ejemplo, y comenzamos a ver las distintas opciones de financiación que existen yo creo que siempre nos surge una pregunta. ¿Cuál es la que más se adapta a mis necesidades?

Daremos una serie de pistas que nos ayuden a responder a esta pregunta. Y es que tenemos que partir del hecho de que «no todo sirve para todo». Por ello estableceremos una serie de premisas que nos ayudarán a elegir la opción que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¿Cómo financiar tu empresa sin sustos?

Para empezar bien aclararemos un concepto básico cuyo desconocimiento nos puede poner luego en un aprieto. Las necesidades de financiación a largo plazo deben cubrirse con instrumentos financieros a largo plazo. Las necesidades de financiación a corto plazo o de circulante, deben cubrirse con instrumentos financieros a corto plazo.

Esto que parece de Perogrullo, es importante por lo siguiente. Algunas veces cometemos el error de solicitar un instrumento de financiación a corto plazo (como las pólizas de crédito a un año donde nos cobran en función de lo que disponemos) para financiar la compra de inmovilizado (aquellos bienes que son adquiridos pensando en que van a permanecer en la empresa más de un año). En un primer momento podría parecernos una opción válida. Tenemos que comprar ordenadores, software, impresoras, mobiliario y un servidor. En total 15.000 euros. Solicitamos una póliza de crédito y lo pagamos. Pero ¿qué ocurre cuándo no nos renuevan la póliza?

Accede al post completo pinchando aquí 

Empresas en Positivo

2 Comentarios

Pingbacks

  1. […] de las cuestiones importantes, como ya vimos en “Financiación sin morir en el intento”, es utilizar el instrumento que más se adapte a nuestras necesidades y que haya sido diseñado […]

  2. […] de las cuestiones importantes, como ya vimos en “Financiación sin morir en el intento”, es utilizar el instrumento que más se adapte a nuestras necesidades y que haya sido diseñado […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*